Mascarillas: ¿Qué debemos tener en cuenta?

Comunicaciones SSAYS
25 Ago. 2020

Esta nueva normalidad nos obliga a ser más responsables y a desacelerar la propagación del COVID-19 teniendo en cuenta algunos puntos importantes que hoy podrás conocer y entender con mayor detalle que se debe considerar para el uso de mascarillas.

  • Debes usar mascarilla cuando te encuentres en lugares públicos y cuando estás con otras personas que no viven en tu hogar, especialmente cuando es difícil mantener otras medidas de distanciamiento social.
  • Las mascarillas NO deben ser usadas por niños menores de 2 años de edad ni por personas que tengan dificultad para respirar, o que estén inconscientes, incapacitadas o no sean capaces de quitárselas sin ayuda.
  • Las mascarillas con válvulas de respiración o ventilación NO deben usarse para ayudar a evitar que la persona que usa la mascarilla propague el COVID-19 a otras personas (control de la fuente de infección).

¿HAY EVIDENCIA DE LA EFECTIVIDAD DEL USO DE MASCARILLAS?

Las mascarillas están recomendadas por ser una simple barrera que ayuda a evitar que las gotitas respiratorias viajen por el aire hasta otras personas cuando las personas que usan las mascarillas tosen, estornudan, hablan o alzan la voz. A esto se le llama control de fuentes de infección. Esta recomendación es con base en lo que conocemos acerca del rol que juegan las gotitas respiratorias en la propagación del virus que causa el COVID-19, además de los resultados de estudios clínicos y de laboratorio que indican que las mascarillas reducen la dispersión de las gotitas cuando cubren la zona de la nariz y la boca. El COVID-19 se propaga principalmente entre las personas que tienen contacto cercano entre sí, por lo que es aún más importante usar las mascarillas en entornos donde las personas se encuentran cerca las unas de las otras o donde el distanciamiento social sea difícil de mantener.

¿QUIÉNES DEBEN USAR MASCARILLAS?

 Público en general

  • Todas las personas de 2 años de edad o más deben usar mascarillas en entornos públicos y al estar con personas que no son miembros de su hogar, sobre todo cuando sea difícil mantener el distanciamiento social.
  • El COVID-19 puede ser propagado por personas que no tienen síntomas y que desconocen que tienen la infección. Por ese motivo, es importante que todas las personas usen mascarilla en entornos públicos y respeten el distanciamiento social (mantener una distancia de al menos 1.5 metros).

Personas que tienen COVID-19 o que piensan que podrían tenerlo

  • Si está enfermo de COVID-19 o piensa que podría tener COVID-19, no deberás acudir a áreas públicas. Quedarse en casa, excepto para buscar atención médica. En la medida de lo posible, permanezca en una misma habitación y alejado de otras personas y mascotas de su casa. Si tiene que estar cerca de otras personas o animales, use una mascarilla (incluso dentro de su casa).
  • La mascarilla ayuda a evitar que una persona enferma transmita el virus a otras personas. Esto ayuda a que las gotitas respiratorias queden contenidas y no lleguen hasta otras personas.

Cuidadores de personas con COVID-19

  • Quienes cuidan a una persona con COVID-19 en la casa o en un entorno no hospitalario también pueden usar una mascarilla. Sin embargo, se desconoce el efecto de protección, es decir, qué eficacia tienen las mascarillas para proteger a las personas sanas de la inhalación del virus. Para prevenir enfermarse, los cuidadores también deben tomar las medidas preventivas cotidianas: evitar el contacto cercano tanto como sea posible, limpiarse las manos con frecuencia, evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin haberse lavado las manos, y limpiar y desinfectar las superficies con frecuencia.

¿QUÉ TIPO DE MASCARILLA DEBO USAR?

El público en general deberá utilizar las ya conocidas «mascarillas comunitarias o comunes» que son mascarillas hechas con diferentes capas de tela que permite el cubrimiento de la nariz y boca. Las mascarillas comunes no son mascarillas quirúrgicas ni mascarillas de respiración. Actualmente, estos son suministros críticos que se deben continuar reservando para los trabajadores de la salud y otro tipo de personal de respuesta a emergencias médicas.

FUENTE: Centro Nacional de Vacunación y Enfermedades Respiratorias (NCIRD)
Post Anterior

Escudo facial y mascarillas: Aliados contra el COVID-19

Post Siguiente

Control de plagas en la industria alimentaria