¿Por qué el COVID-19 está causando tanta estigmatización?

El nivel de estigma asociado con el COVID-19 se basa en tres factores principales.

  • Es una enfermedad nueva y en torno a la cual existen todavía muchas incógnitas.
  • Frecuentemente tenemos miedo a lo desconocido.
  • Es fácil asociar ese miedo a «los otros».

Es comprensible que la población sienta confusión, ansiedad y miedo. Desafortunadamente, estos factores también están contribuyendo a alimentar estereotipos dañinos.

El estigma puede:

  • Llevar a que las personas escondan la enfermedad para evitar la discriminación.
  • Impedir que las personas busquen atención médica en forma inmediata.
  • Hacer que las personas no adopten comportamientos saludables.

¿Cómo hacer para abordar el estigma social?
La evidencia muestra claramente que el estigma y el miedo en torno a las enfermedades transmisibles dificultan la respuesta a las mismas. Lo que si funciona es construir la confianza en los servicios y consejos de salud seguros, mostrar empatía hacia quienes están afectados, comprender la enfermedad en si, y adoptar medidas y prácticas eficaces para que las personas puedan ayudar a mantenerse a si mismos, y a sus seres queridos, a salvo.

La forma en que nos comunicamos sobre el COVID-19 es crucial para apoyar a las personas a emprender acciones eficaces que ayuden a combatir la enfermedad y para evitar alimentar el miedo y la estigmatización. Es necesario crear un entorno en el que la enfermedad y su impacto puedan ser discutidos y abordados en forma abierta, honesta y eficaz.

Post Anterior

¿Cómo saber si tengo COVID-19?

Post Siguiente

Política de Calidad SSAYS